Siempre que muere un rapero pensamos lo mismo: que ha sido en un tiroteo. Aunque a veces las razones sean otras y la sobredosis sea un término que salte rápidamente a la palestra cuando algún artista urbano se va al otro barrio.

El último en dejarnos ha sido Baby CEO. Y, por lo que parece, hay rumores de que murió por sobredosis, pero su propio hermano reclamó por Instagram el día 20 de Enero, asegurando que Baby CEO no estaba metido en drogas ni nada similar. La historia oficial ha resultado en que ha sido asesinado en un tiroteo en Memphis y no de sobredosis. Y contaba con tan solo 20 años.

Según informa el portal HipHop DX, WMC5 confirmaría la versión de que fue asesinado en un tiroteo el jueves por la noche en Frayser.

Héctor Moriv
Responsable de redacción

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te interese

Más en:Sociedad